Depilación Definitiva: Métodos disponibles

La depilación definitiva (permanente), es un tratamiento con fines estéticos que se realiza con el fin de destruir los folículos pilosos de algunas zonas del cuerpo, y así evitar que se produzca más vello.

Existen procesos de depilación temporal cuyos efectos duran poco tiempo (días o semanas) y que deben ser repetidos una y otra vez, tal es el caso del afeitado, la depilación con cera y las cremas depilatorias.

Por su parte, métodos como la electrólisis, luz intensa pulsada y láser prometen producir resultados más duraderos y definitivos.

Hablemos de luz intensa pulsada y láser

Utilizando aparatología estética, los tratamientos para depilación definitiva constan de la aplicación de energía, la cual penetra al folículo piloso a través de ciertos receptores de melanina que éstos poseen, llega a la raíz y la destruye por calor a aproximadamente 70°C (fototermólisis selectiva).

El vello tiene un ciclo de crecimiento compuesto por tres fases: anágena, donde el vello empieza a crecer, catágena y telógena, donde el vello finalmente se cae. La fotodepilación sólo elimina los que se encuentran en la fase anágena.

Es por éste motivo que los tratamientos para depilación definitiva con láser y luz intensa pulsada requieren de varias sesiones (entre 4 y 8 sesiones en promedio), ya que hay que esperar que todos los vellos de la zona pasen por ésta fase.

En la fase anágena de vello, el bulbo está engrosado por lo que la absorción de la luz es alta y se puede destruir el folículo piloso.

 

Tipos de luz para fotodepilación

Existen dos tipos de luz para el tratamiento de la depilación definitiva, láser y luz intensa pulsada (IPL).

El láser se ha vuelto más popular debido a que ha tenido una evolución tecnológica mucho más rápida que la IPL, sin embargo, ésta última también tiene ventajas que en algunos casos nos haría elegir sin dudar.

Los sistemas de láser y fuentes de luz pulsada intensa para realizar un tratamiento efectivo, deben emitir una longitud de onda en un rango definido como “ventana óptica de fotodepilación” que va entre 600 y 1200 nm.

Láser:

Se refiere a los equipos que generan un tipo concreto de radiación electromagnética, la luz láser. Se aplica una luz de un sólo color (monocromático) para ser absorbido por la melanina.

Las partículas que componen su haz van en una sóla dirección y con una sola longitud de onda, lo que hace que el láser sea puntual y preciso.

Tipos de láser

  • Láser rubí: Tiene una longitud de onda de 695 nm. Indicado para pieles muy claras pero con un alto riesgo de producir quemaduras.
  • Alejandrita: Longitud de onda de 755 nm. Actúa mejor en pieles blancas y de tono medio.
  • Diodo: Su longitud de onda es de 810 nm. Es muy útil en las pieles más oscuras.

Luz intensa pulsada

Este haz de luz es policromático y se mueve en todas direcciones.  Posee distintas longitudes de onda lo que facilita que un mismo equipo pueda tratar distintos tipos de vello.

La luz pulsada es usada también en tratamientos dermatológicos de eliminación de manchas solares así como de lesiones vasculares.

Tiene efectos sobre los fibroblastos de la piel y los estimula para que produzcan colágeno, mejorando de ésta manera el aspecto de la piel.

Se han logrado algunos avances agregando radiofrecuencia a la aplicación de éste tratamiento, potenciando sus resultados, a ésta combinación de terapias se le ha bautizado con el nombre de ELOS.

Con éste último método, se puede tratar pieles oscuras sin problemas, así como pelos rojos y blancos, ya que el calor que no es absorbido por la melanina es compensada por la energía de la radiofrecuencia.

Si de diferencias se trata, no existe un equipo mejor que otro, la elección del mismo dependerá de la aplicación específica que tenga cada uno y de cada paciente en particular.

Contraindicaciones de ambos tratamientos

  • Embarazo y lactancia
  • Vitiligo
  • Cáncer de piel
  • Procesos infecciosos de la piel
  • Quemaduras, heridas o abrasiones en la zona a tratar
  • Epilepsia con hipersensibilidad a la luz parpadeante
  • Pacientes con pieles bronceadas
  • Zonas cercanas al ojo
  • Pacientes en tratamiento con isotretinoína

Indicaciones

  1. Evitar la exposición directa al sol 15 días antes y 15 días después de la aplicación del tratamiento.
  2. No haber extraído el vello de raíz al menos 15 días antes de la sesión.
  3. Retirar el vello con rasuradora o cremas depilatorias 2 días antes de la sesión.

El tratamiento debe ser aplicado por un especialista con conocimiento científico de la piel y tipos de luz, para minimizar los riesgos de posibles complicaciones, sin embargo existen algunas leves que deberías conocer para no asustarte si llegaras a presentarla.

  • Enrojecimiento: Es la complicación más común debido a la potencia de la luz, no suele durar más de dos días y de ser así no necesitas consultar al médico ya que revertirá solo.
  • Escozor: A veces acompaña el enrojecimiento, para aliviarlo solo tienes que aplicarte frío en la zona afectada.
  • Edema perifolicular: Es un tipo de enrojecimiento en el que sólo se verán afectadas las zonas alrededor de cada pelo, Se observan como pequeños puntos rojos superpuestos a los poros de la piel. Utiliza crema hidratante por un par de días.
  • Hipo o hiperpigmentación: Son muy poco comunes. Son cambios de coloración de la piel que se aprecian en forma de manchas. Desaparecen en días o semanas.

Es importante con éstos tratamientos que conozcas los riesgos y entiendas que son poco frecuentes y revierten espontáneamente al poco tiempo, así no te asustaras.

Electrólisis:

Es otra técnica de depilación definitiva que consiste en introducir una aguja muy fina por debajo de la piel hasta llegar al folículo piloso, aplicando una corriente que destruirá la raíz del vello.

Es un tratamiento poco popular, ya que produce más dolor que otras técnicas, además de que se trata vello por vello haciéndolo un tratamiento largo y costoso.

La depilación eléctrica definitiva actúa en cualquier tipo de vello, incluso canas y rojizos.

¿Para quién está indicado?

  • Personas que no logran eliminar el vello con láser o luz pulsada intensa
  • Cualquier tipo de piel
  • Vellos muy finos
  • Áreas pequeñas del cuerpo.

Ahora que conoces cómo funcionan y cuáles son las diferencias entre las diversas opciones de tratamiento para depilación definitiva, puedes contactar un especialista y entre los dos decidir cuál es la mejor opción en tu caso particular.

Elizabeth Urbina

Facebook Comments

Acerca de Míriam Guasch 106 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: