Anuncios

La piel: ¿qué es la piel y cómo hay que cuidarla?

La piel
Fuente de la imagen: Adobe Stock

¿Qué es la piel?

La piel es un órgano compuesto de diferentes tejidos cuya función es cubrir el cuerpo humano, proporcionar protección al cuerpo y permitir las relaciones con el mundo exterior.

La superficie total de la piel en el adulto, aunque varía en tamaño, edad y sexo de un individuo, se calcula en torno a 1,5 a 1,8 metros cuadrados. El grosor de la piel es diferente en los distintos lugares del cuerpo. Su espesor varía según la parte del cuerpo: la más fina, la encontramos en los párpados y la más gruesa, en las plantas de los pies. Actúa de frontera del cuerpo.

La piel es el órgano más pesado de todo el cuerpo humano.

Los constituyentes de la dermis son: colágeno, que proporciona elasticidad a la piel, elastina, que la hace elástica y la sustancia fundamental, formada por mucopolisacáridos que tiene funciones de cementación.

Durante todo el año solemos llevar la cara descubierta, por eso es tan importante la higiene ya que durante el día se acumula suciedad que tapona los poros: sudor, grasa, polución, restos de maquillaje y células córneas descamadas .

Piel seca: contiene menos lípidos que la normal y, por tanto, queda más desprotegida. El agua se evapora fácilmente. Su apariencia es mate, suele tener descamación, el tacto áspero y resulta sensible al frío.

Piel grasa: presenta una mayor actividad de las glándulas sebáceas, brilla por el exceso de grasa, los poros están dilatados, su textura es irregular y tolera muy bien las condiciones atmosféricas.

Piel mixta: se dan áreas de piel normal, áreas de piel seca y zonas de piel grasa como la conocida zona “T” (frente y nariz).

Piel sensible: esta piel, frágil y clara, es menos tolerante. Reacciona ante estímulos a los que una piel normal no lo hace ya menudo da lugar a sensaciones de incomodidad como calor, tivantor y enrojecimiento.

Una vez hemos visto los distintos tipos de piel veamos qué cuidados debemos tener en cuenta para proteger y mantener la piel sana.


Cuidados de la piel que debe saber por TENHD

Comer fruta y verdura es realmente bueno para el organismo. Pero, además, fomenta la belleza. Las personas que comen con regularidad este tipo de alimentos tienen un tono de piel más saludable y también un brillo más sano. Lo explica la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV) en un interesante artículo en su página web que reproducimos, ya que consideramos que nadie mejor que los especialistas para hablar de este tema.

Si quieres saber qué alimentos son los más beneficiosos para la piel, sigue leyendo.

Investigadores de la Universidad de St. Andrews en Estados Unidos se propusieron demostrar que comer fruta y verdura fomenta la belleza y, de hecho, aseguran que este efecto de piel más sana y reluciente se puede conseguir en unas semanas ya que se debe a los carotenoides, pigmentos naranjas y rojos que se encuentran en frutas y verduras.

Estos investigadores decidieron comprobar empíricamente sus teorías con un grupo de estudiantes universitarios. Lo que hicieron fue alimentar una parte de ellos con muchas frutas y verduras durante mes y medio y restringirlas al resto. Los voluntarios que comieron más frutas y verduras desarrollaron un tono de piel mejor y un brillo más agradable mientras que los que disminuyeron su dosis de frutas y verduras perdieron tono y brillo.

David Perret, principal investigador, quiso recalcar como bastaron dos piezas de fruta extra al día para obtener estos resultados, al tiempo que lamentó que actualmente en general no comemos las cantidades adecuadas de estos alimentos.

En qué alimentos debemos basar nuestra dieta?

Hay una serie de alimentos que deberíamos tener en cuenta e incluir en nuestra dieta ya que resultan indispensables para una buena alimentación.

Vegetales con hojas verdes: aquí se incluyen la col, la coliflor, el brócoli o los nabos. Se trata de alimentos ricos en vitamina C, carotenoides y con acción anticancerígena.
Tomates: son una fuente de licopeno, antioxidante que protege de enfermedades coronarias y cáncer.
Ajo y jengibre: antisépticos, antioxidantes, antibacterianos y también antivirales. Útiles a su vez en el tratamiento de infecciones cutáneas.
Nueces y semillas: ricas en vitamina E, potasio, magnesio, hierro, zinc, cobre y ácidos grasos esenciales como el Omega 3.
Yogur: estimula el sistema inmunológico y también mejora la digestión y la absorción de nutrientes.
Miel: útil para combatir los efectos del envejecimiento, así como la disminución de la memoria y la ansiedad.
Sol: ya hemos hablado sobre los efectos del sol. Uno de sus principales beneficios es el aumento de la Vitamina D en la piel, que reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas y diabetes.

Alimentos que perjudican nuestra piel

Hemos hablado de los efectos positivos de algunos alimentos, pero también hay otros que perjudican nuestra piel, haciendo en ocasiones que envejezca antes de tiempo. Los principales alimentos que tienen efecto en nuestro organismo son:

Carnes rojas: la carne con exceso de grasa aumenta el colesterol y perjudica nuestras células. Lo ideal es que tan sólo el 7% de nuestra dieta se base en grasas saturadas.
Embutidos: ricos en grasas saturadas y nitratos, es recomendable reducir su consumo también.
Fritos: contienen un exceso de grasas nocivas que atacan nuestras células.
Azúcar: produce una inflamación en la capa interna de la piel, que a su vez ocasiona una pérdida de elasticidad. Favorece la reducción de la expansión de los vasos sanguíneos y eso dificulta nuestra circulación.

Advertisements
Anuncios


Acerca de Lihi Carethy 87 Articles

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.

A %d blogueros les gusta esto: