Qué es la espondilosis y cómo podemos tratarla - Mis vídeos de salud
Anuncios

Qué es la espondilosis y cómo podemos tratarla

La espondilosis es una enfermedad degenerativa que afecta a la columna cervical, los cuerpos vertebrales y los tejidos  intervertebrales contiguos.

Es una artritis generalizada de la columna vertebral, donde se espera la deformación gradual, aunque lenta, de las articulaciones vertebrales posteriores y del disco. No debemos confundir espondilosis con espondilitis, que muchas veces usamos de forma errónea como sinónimos.

La espondilosis es una condición patológica que suele presentarse en adultos y la senectud. En particular, en personas que realizan trabajos pesados, las cuales ​​tienen un mayor riesgo de sufrir espondilosis. Se estima que aproximadamente la mitad de los hombres mayores de cincuenta años y el 90% de las mujeres mayores de 60 años sufren de esta dolencia. Pero no nos alarmemos que aunque tenga un porcentaje tan alto, se puede conseguir mejorar la calidad de vida y aliviar las molestias aplicando un tratamiento de espondilosis adecuado.

La enfermedad se produce preferentemente a nivel cervical, por eso se habla de espondilosis cervical. Se trata de un fenómeno patológico que a menudo va relacionado con otras enfermedades como la radiculopatía (condición patológica que implica los nervios) y la mielopatía (patología vertebral).

La espondilosis puede afectar a la columna vertebral a lo largo de toda su longitud, o bien estar localizada sólo en algunos puntos: en este caso, el término espondilosis pasa a ser espondiloartrosis.

Cuando el dolor articular afecta a la columna lumbar hablamos de espondilosis lumbar.

Causas

Como con la inmensa mayoría de las enfermedades, la transmisión genética es un factor que tiene un efecto significativo en la manifestación de la espondilosis. Sin embargo, también se han identificado otros elementos que juegan un papel importante en la aparición de esta enfermedad:

  • estrés o sobresfuerzo,
  • traumas repetidos sobre la columna vertebral,
  • trabajos pesados,
  • enfermedades degenerativas que afectan a la columna vertebral,
  • intervenciones quirúrgicas tales como, por ejemplo, la eliminación de hernias de disco (discectomía).

No hay que olvidar un factor muy importante: el aumento fisiológico de colágeno respecto a la parte gelatinosa del disco, relacionada con la deshidratación fibrocartílaga progresiva  de la misma; ambos factores tienen un gran peso en los síntomas derivados de la espondilosis.

Evidencia clínica

Espondilolisis. ¿Qué es? por compartircosasbuenas

Al principio la espondilosis comienza con un proceso degenerativo del disco intervertebral, cada vez más delgado y frágil. Esto provoca una alteración de su función de “amortiguación”.

Las lesiones de la médula son más o menos graves y dependen, sobre todo, del trabajo realizado por el paciente en el pasado. Profesionales como los albañiles o los transportistas por ejemplo, que manipulan cargas, están sometidos a un estrés constante sobre la columna vertebral, más o menos intenso, que puede notarse más tarde  en la vejez. Algunos de los problemas causados pueden ser la esclerosis y la irregularidad del hueso, el aplanamiento de los discos intervertebrales, el desgaste del cartílago a nivel de las articulaciones y los osteofitos (donde tiene una acumulación de calcio en el cartílago articular).

Cuando la espondilosis avanza, estamos en presencia de una posible hernia del disco duro (también llamada barra de disco-osteofitaria), responsable del progresivo estrechamiento del canal espinal.

Síntomas

Cada persona responde de una manera subjetiva a la enfermedad y por lo tanto es casi imposible establecer un cuadro de síntomas únicos de la enfermedad. Aún así podemos resaltar algunos aspectos:

Cuando la espondilosis se localiza a nivel dorsal de la columna, el estado patológico no tiene síntomas y el descubrimiento de la enfermedad, la mayoría de las veces, es el resultado de un evento aleatorio.

La espondilosis puede evolucionar provocando un acercamiento de las vértebras y/o calcificación de los ligamentos: en estos casos, por lo general, el dolor es soportable y apenas se nota.

En otras situaciones, sin embargo, la espondilosis puede causar dolor localizado en un punto preciso, o generalizarse a toda la columna, causando un dolor mucho más intenso y sufrimiento. En estos casos incluso podría generar una pseudo invalidez.

Los pacientes que sufren de espondilosis a menudo se quejan de “rigidez generalizada y dolor intermitente, que se acentúa por la mañana”: el dolor y la rigidez tienden a desvanecerse durante el día, con reposo y con aplicaciones de descanso y de calor.

Tratamientos

Se puede aliviar el dolor causado por la espondilosis administrando antiartrósicos específicos y medicamentos anti-inflamatorios. Aunque existen tratamientos no invasivos y no dolorosos como la tecnología de Andulación usada por HHP Spain, en los que se puede eliminar el dolor mejorando la calidad de vida del paciente y sin la toma de medicamentos.

Además, el paciente que sufre de espondilosis debe descansar, evitar esfuerzos, seguir una dieta adecuada, someterse a masajes fisioterapéuticos y estiramientos. Es recomendable  la práctica de natación.

Para los pacientes con espondilosis severa la cirugía sería una buena opción, o como he mencionado anteriormente, el uso de terapias como la Andulación de HHP. Afortunadamente, los avances de salud nunca dejarán de sorprendernos.

Aquí os dejo de Nani Roma, piloto de rallies.

Advertisements
Anuncios
Acerca de Lihi Carethy 82 Articles
Licenciada en Farmacia por la Universidad de Barcelona (UB) y una gran apasionada de la fitoterapia y la salud. Para cualquier duda podéis escribir a monfarma90@gmail.com e intentaré responder lo antes posible.
A %d blogueros les gusta esto: