About these ads

¿Por qué nos bronceamos? El poder de la melanina

Hay quienes se broncean más y quienes menos. ¿Por qué ocurre eso en nuestra piel? La respuesta está en la melanina.

Fue desde el año 1923 cuando la famosa diseñadora de moda francesa Coco Chanel lanzó la idea del amor al bronceado que cambiaba todas las creencias y costumbres sociales relacionadas con el tono de piel que había en aquel momento. Es decir, se puede considerar que esta tendencia por estar moreno es algo muy reciente y se da sobretodo en Occidente.

De hecho, antes se asociaba el color moreno con los campesinos o los obreros y la tendencia era totalmente al revés, contra más blanco, mejor.

Así es la vida…antes se asociaba a gente de poco nivel socio-económico y ahora se es un “símbolo de estatus”. Representa que quien está moreno es porque puede estar de vacaciones o tiene tiempo libre para sí mismo…

Los psicólogos y sociólogos han estudiado este fenómeno e incluso le ha dado un nombre: Tanorexia, palabra que deriva del inglés Tan (bronceado) y del griego Orexis (ganas). Se trata de una enfermedad en la que las personas quieren estar siempre morenas y nunca se ven lo suficientemente bronceados. Tienen una necesidad obsesiva a la exposición de la luz ultravioleta (natural o artificial) para mantener un bronceado constante. Pero debemos recordar algo…la piel cambia de color porque se está protegiendo frente a algo que le hace daño. En realidad es una muestra clara de socorro que nos está dando para que no le demos tanta exposición solar.

Os dejo este vídeo interesante sobre cosas que quizás no sepas sobre el bronceado y los protectores solares:

¿Qué es la melanina y cómo su presencia favorece el bronceado?

 

La melanina no es más que un pigmento presente de forma natural en la piel, producido por las células especializadas denominadas melanocitos. Se produce para proteger el cuerpo de los rayos del sol. Los melanocitos inyectan granos de melanina en la capa superior de la piel que causa la coloración de la epidermis, el iris de los ojos y el cabello. Además también hace aparecer pecas no deseados, marcas de nacimiento más visibles y otro tipo de manchas. Os recomiendo leer el artículo Tomar el Sol: el mejor protector solar.

La melanina no se produce en las mismas cantidades en todas las personas. Por eso hablamos de fenotipos. Para aquellos que no sepan lo que es un fenotipo a groso modo puedo decir que es el conjunto de todas las características observables en cada individuo (es decir, aquello que vemos. En este caso hablamos del color de la piel, cabello y ojos). Los miembros de una población con el mismo fenotipo pueden presentar algunas diferencias entre ellos.

Para el caso de la piel o tipo de bronceado se dividen 6 subcategorías de fenotipos llamados fototipos. Van numerados del 1 al 6 de acuerdo con la mayor o menor producción de melanina.

El proceso que conduce a la producción de la melanina dentro de los melanocitos se conoce como melanogénesis y se divide en cuatro fases:

  • Producción de estructuras especiales dentro de los melanocitos (melanosomas) responsables de la síntesis de melanina.
  • Síntesis de melanina.
  • Transferencia de los melanosomas de los melanocitos a los queratinocitos (células de la piel).
  • Degradación de los melanosomas y liberación de melanina.

La síntesis de la melanina se inicia a partir de tirosina, un aminoácido que el cuerpo es capaz de producir a partir de fenilalanina, un aminoácido que se debe tomar con la dieta.

Broncearse y melanoma

También hay dos tipos de melanina y no dan el mismo color:

Dependiendo del tipo de melanina y al tamaño de los melanosomas se distinguen tres razas:

• Negroide: melanosomas grandes y particularmente ricos en eumelanina.
• Europeo: melanosomas más pequeños que contienen eumelanina.
• Célticos: melanosomas que contienen reducidas feomelaninas.

Así que por mucho que tomemos el sol no todo el mundo se broncea con el mismo tono ni con la misma rapidez.

Sugerencias para quienes quieren estar bronceados a pesar de saber los aspectos negativos del bronceado:

• En los primeros días de la exposición al sol se debe usar una crema de alta protección con SPF 50 que pueda absorber el 96% de los rayos ultravioletas. Después de unos días podremos usar un SPF menor (de 30).
• Evitar la exposición al sol durante las horas más calurosas (de 11 a 16) cuando la irradiación de los rayos ultravioleta es mayor.
• Extender el protector solar 15 minutos antes de la exposición y renovar la aplicación cada 2 horas. Estas precauciones también se deben seguir si el cielo está nublado o si estamos bajo el parasol.
• A parte del protector solar podemos tomar suplementos para broncear y proteger a la vez con betacaroteno. Os recomiendo leer el artículo Cápsulas Fernblock para protegerse del sol o para broncearse.

Fototipos de piel. Bronceado

¿Qué tipo de piel tienes? O lo que sería lo mismo…¿de qué fototipo eres?

  • Fototipo 1: tez lechosa con pecas, pelo rojo y ojos azules. Muy poca melanina, nunca se broncea.
  • Fototipo 2: piel blanca, ojos claros y cabello rubio. Poca melanina, se broncea muy poco.
  • Fototipo 3: piel y cabello claro, con pecas, pero con más presencia de melanina. Se broncea más.
  • Fototipo 4: tez oliva pálido, el pelo y los ojos son oscuros. Tienen una gran cantidad de melanina que permite un buen bronceado.
  • Fototipo 5: tez oscura. Melanina muy intensa.
  • Fototipo 6: cuerpo lleno de melanina.

Quisiera recordar también que el bronceado artificial debe hacerse siempre bajo estrecha vigilancia. La Organización Mundial de la Salud no recomienda el uso de camas solares y cabinas de bronceado que clasifica como herramientas potencialmente cancerígenas que aumentan la probabilidad de contraer un melanoma (más comúnmente conocido como cáncer de piel).

About these ads
About these ads
About these ads

2 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¿De qué color es tu orina? Esto es lo que significa...
  2. ¿Cómo tapar las manchas de la cara? Consejos que debemos seguir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: