About these ads

Somnofilia, el síndrome de la princesa durmiente…

La somnofilia es una enfermedad en la que una persona se siente atraída por otra que no es consciente de ello, algo muy común en la zona de Japón.

En Japón existen burdeles que se especializan ofreciendo a mujeres dormidas y hacen catálogos de muñecas con los ojos cerrados. Aunque existe en todo el mundo. Por ejemplo, uno de los casos más sonados fue el del conocido actor Bill Cosby al que le empezaron a salir casos y casos de mujeres que lo acusaban de haber sido abusadas por él mientras dormían. En el vídeo os explican en qué consiste esta enfermedad:

La somnofilia es la atracción a por alguien que que está dormido o inconsciente. También se conoce como el síndrome de la princesa durmiente, o la “Bella Durmiente”.

Agnès Giard habla de ello en su blog “Libération”, con un nombre de lo más elocuente – Les 400 Culs -, como el título de la famosa película de François Truffaut. Agnès Giard es un escritor, periodista y antropólogo, apasionado e interesado desde siempre en Japón. Y siempre habla con una mirada curiosa y astuta sobre sus hábitos y ansiedades sexuales. Trata el tema de la somnofilia como algo erótico y divertido en un juego en el que se acaricia y se palpa el cuerpo de alguien que está dormido a modo que no se despierte pero sí entre dentro del juego de las caricias de forma inconsciente. Esto sería algo que entre una pareja que estuviera de acuerdo en este tipo de actos pues no tendría más importancia pero que en muchas ocasiones se lleva a cabo con personas que no lo quieren, y aquí llega el problema, que es lo que le ocurrió a Bill Cosby. 

Las acusaciones que caían sobre el comediante Bill Cosby eran que había drogado y violado a varias mujeres desde la década de 1970 (actualmente tiene 79 años). Todo ello  hizo que saliera a la luz esta enfermedad que para muchos era desconocida, la somnofilia. Una patología en la que se tienen fantasías eróticas teniendo total control sobre otra persona al mismo tiempo que se siente cierto temor pensando que la persona pueda despertarse y darse cuenta de lo ocurrido. Por eso muchas veces no se trata de algo consentido sino que las personas que padecen este trastorno acaban usando drogas como alcohol o medicamentos que dejen medio inconscientes a las personas.

¿Qué es la somnofilia? La parafilia del actor Bill Cosby.

El uso del término es muy diferente en la psicología y en el sistema legal. De hecho, los fetiches sexuales o parafilias son un tema candente en la comunidad psicológica.

“Las parafilias y cosas como el sadismo sexual no son muy utilizados por los psicólogos y terapeutas,” dijo Anna Randall,  psicóloga y terapeuta del sexo que trabaja en San Francisco y Silicon Valley. “Por lo general no se suele diagnosticar a alguien con estos términos.”

Fetichismo frente a trastorno

En la última versión del Diagnostic and Statistical Manual (DSM), la “biblia” de la salud mental , publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría, las fijaciones sexuales inusuales se describen como parafilias. Esta categoría incluye todo, desde las benignas (por ejemplo, una obsesión con los zapatos) hasta lo peligroso (pedofilia).

Si una persona está bien con su fetiche por los zapatos, no se considera un trastorno mental. Si en cambio le produce angustia o si se daña a otros entonces cruza la línea y pasa a ser un trastorno parafílico.

Cosby fue acusado de haber utilizado drogas como Quaaludes® y Benadryl® para dejar medio inconscientes a las mujeres y luego abusar de ellas. El actor sostuvo que las mujeres le habían dado su consentimiento para tomar las drogas y tener los “encuentros”.

El dilema de la cuestión es el punto de inflexión entre la fantasía sexual (consentida) y el abuso (sin consentimiento).

Un consejo, no dejéis nunca bebidas solas en lugares en los que os puedan poner drogas somníferas ni aceptéis copas de personas que no conozcáis bien. Tampoco es recomendable quedar con desconocidos de la red o personas de las que no sepáis nada en absoluto.

About these ads
About these ads
About these ads

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. Hipnosis clínica. ¿Es eficaz o una engañifa?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: